Almería para enamorados

Quizá pocos sepan que entre las llamadas ‘ciudades del amor’ que hay repartidas por el mundo, con clásicas estampas de sitios románticos, se debe incluir la ciudad de Almería.
50 Miradas

Almería para enamorados

Quizá pocos sepan que entre las llamadas ‘ciudades del amor’ que hay repartidas por el mundo, con clásicas estampas de sitios románticos, se debe incluir la ciudad de Almería.


Así le fue reconocido en la década de los 60 del pasado siglo, cuando se extendió la historia de que el mismísimo San Valentín estaba enterrado en el claustro de la catedral-fortaleza de la capital.

Fue por aquel entonces que la ciudadanía se volcó con esa ilusión y el principal artista local, Jesús de Perceval, hizo un bajorrelieve con la figura del santo de los enamorados que se expuso durante un tiempo y que después desapareció. Pasados los años la obra apareció y actualmente se encuentra en la Plaza de Campoamor, un lugar obligado para quien tiene el corazón ocupado o quiere tenerlo.

Es un sitio muy bello, céntrico, a apenas unos pasos de la Plaza Vieja, de la misma Catedral y de la puerta de acceso de la Alcazaba. Es un punto de partida idóneo para callejear cogidos de la mano después de haber dejado a buen recaudo el amor, cerrado con un candado como un elemento más del bajorrelieve expuesto para el disfrute general y como testigo de un compromiso entre dos personas.

Sí, Almería tiene su propio ‘Puente de las Artes’ de París. Ya no es necesario viajar hasta la capital francesa para cerrar un candado como muestra del amor duradero. Basta con disfrutar del entorno del centro de la capital almeriense y depositar el nuestro, previamente escrito en él un mensaje o los nombres, bajo San Valentín, junto a los cientos que ya decoran una plaza que se ha ganado ser lugar del amor.

En el mismo sitio vivió un grade de la poesía de este país, José Ángel Valente, que eligió Almería y sus terrados para escribir. Es también vecino el convento de las Puras, y su cercanía a todos los rincones de interés turístico de la ciudad lo hacen realmente un corazón latente. Pero el amor también se alimenta, y los enamorados se deleitan degustando juntos una comida o una cena entre confesiones.

Desde la Plaza de Campoamor podemos dirigirnos en cualquier dirección que nos apetezca, porque en todas ellas nos encontraremos con bares y restaurantes que permiten el romanticismo como principal guarnición de sus tapas y platos. En todos podremos encontrar un rincón especial en el que disfrutar de la cocina mejor elaborada en la mejor compañía posible.

Si es cuestión de alojamiento, Almería dispone de establecimientos hoteleros de primer nivel en los que la tranquilidad y la atención más cercana son las máximas innegociables. Las parejas de enamorados encuentran su toque especial, ese que precisamente buscan, en muchos de los locales que abren sus puertas para satisfacer los deseos de una clientela a la que saben cuidar.


More in 50 Miradas

Aguamarga, el objeto de deseo

Almeria vivela31 mayo, 2016

Lucainena de las torres, uno de los pueblos mas bonitos de España

Almeria vivela31 mayo, 2016

Las diez mejores playas de Almería.

Almeria vivela31 mayo, 2016

Calas de película en Almería

Almeria vivela31 mayo, 2016

10 Maravillas de la Capital

Almería Vívela31 mayo, 2016

La Casa del Cine, empezar la película por el final

Almería Vívela30 mayo, 2016

Almanzora, espacios donde el tiempo se detiene

Almeria vivela29 mayo, 2016

Almería en el objetivo de Pérez Siquier

Almeria vivela28 mayo, 2016

Santuario de Tices, un refugio para la calma

Almeria vivela7 marzo, 2016