Antes que para vino, la uva era para barco

Los vinos de Almería son de una calidad extraordinaria, pero principalmente por la gran tradición parralera que siempre ha existido en la provincia.
Actívate

Antes que para vino, la uva era para barco

Los vinos de Almería son de una calidad extraordinaria, pero principalmente por la gran tradición parralera que siempre ha existido en la provincia.


Al degustar los caldos que deleitan a miles de paladares desde sus distintas zonas de cultivo, en mayor o menor nivel de altitud o en distinto grado de humedad, es bueno saber las uvas de Almería alimentaron a medio mundo.

Todo ello se puede conocer al detalle en una ruta por el río Andarax, con sus comarcas muy influenciadas por la agricultura de la l cultivo y la preparación para exportar la que se llamaba uva del barco. Epicentro es el municipio de Terque, que ofrece una serie de museos de entre los que destaca el dedicado precisamente a la uva que se enviaba a otros países desde el puerto de Almería.

La leyenda dice que la costumbre de comer doce uvas, una por campanada cuando se recibe al año entrante, tiene su origen en un excedente de género ocurrido hace algún siglo atrás en la provincia. Se agudizó el ingenio y se pensó que vincular la ingesta de uvas con la buena suerte daría salida al producto. Lo que sí es cierto es que familias enteras trabajaban alrededor de las parras.

Un recorrido por los municipios que se salpican a un margen y otro del río, que en si mismo es una vía de comunicación entre pueblos al permanecer su cauce seco o con escaso caudal en muchos tramos, satisfará a mayores y pequeños. Y es que se puede realizar en familia y se le puede añadir la práctica del senderismo, abriendo el apetito para después saciarse con las ricas comidas más tradicionales de la zona.

El Museo de la Uva del Barco de Terque no se limita solo al material recopilado en su municipio, sino que explica cómo se movía uno de los principales motores de la economía almeriense. Los hombres trabajaban el campo y las mujeres hacían la faena de la uva, limpiando los racimos y depositándolos en barriles que luego se cargaban en barcos. La propiedad de la tierra no era de quien la trabajaba.

En el Museo se reúnen 46 Variedades Históricas de Uvas de Mesa de Almería, las que se han cultivado desde generaciones. La joya de la corona durante casi dos siglos fue la variedad Ohanes, la llamada realmente del Barco. En siete campañas consecutivas se han repartido más de 5.000 parras dentro y fuera de la provincia, y la labor de recuperación de otro patrimonio etnográfico es inmensa.

Las uvas que se comen son distintas a las uvas que se exprimen para hacer vino, y como ejemplo de que la tierra es generosa con unas y con otras, muy cerca se sitúa la Bodega de Alboloduy, con una producción selecta que conquista muchos mercados internacionales. Ascendiendo por el río se llega hasta la de Pagos de Indalia, con una altitud mucho más grande.

Son los primeros pasos de la ruta del vino, que en Almería conserva aún los secretos de la elaboración más tradicional y que al mismo tiempo suma la sabiduría de la experiencia, la mejora permanente y la consagración a la calidad no solo del producto final, sino de todo su proceso de creación.


More in Actívate

Mojácar playa: la Ibiza peninsular

Almería Vívela31 mayo, 2016

Almanzora, espacios donde el tiempo se detiene

Almeria vivela29 mayo, 2016

Serón, pulmón verde de Almería

Almería Vívela22 mayo, 2016

Deporte, vértigo y unas vistas excepcionales

Almeria vivela6 abril, 2016

Tíjola, Paraiso del Almanzora

Almeria vivela5 marzo, 2016

Este finde me escapo a Alcóntar

Almeria vivela25 febrero, 2016

Cabo de Gata Al sur del Mediterráneo

Almería Vívela18 febrero, 2016

Windsurf en Almería, disfruta todo el año.

Almeria vivela12 octubre, 2015

Velefique a la Tetica Bacares, en bici, desafio total

Almeria vivela5 octubre, 2015