Carboneras mirando al mar todo el año

Cuando a los mensajes de promoción de un lugar turístico se ven complementados por un “me encanta venir porque aquí hay muy buena gente, es muy agradable porque aquí hay una gran cultura”,
Razones para perderse

Cuando a los mensajes de promoción de un lugar turístico se ven complementados por un “me encanta venir porque aquí hay muy buena gente, es muy agradable porque aquí hay una gran cultura”, entonces las cosas es que están rodando por el buen camino. Así hablan los visitantes de Carboneras cuando se les pregunta, insistiendo en la palabra ‘cultura’ para poner detrás otra maravillosa, ‘mediterránea’. Desde Inglaterra se le dice que “ éste es uno de los mejores pueblos de España”, y a partir de aquí todo lo que añada este artículo ya sobra.

Pero hay tanto y tanto que contar de esta localidad y su costa que es obligado satisfacer a los más curiosos en el saber y que no se quedan solo con la joya de la Corona, con la playa de Los Muertos. No es una más de entre las que Carboneras dispone en sus 15 kilómetros de litoral, sino que embruja a quien la pisa o la contempla por su imagen paradisíaca. Pero no está sola, sino que si de playas se habla hay que destacar que son las grandes estrellas de una oferta de ocio y tiempo libre que está disponible durante todo el año y que brilla distinto en el verano.

En su patrimonio arquitectónico reina el Castillo de San Andrés, del siglo XVII, aunque haya prestado su imagen promocional a toda Almería y en muchas ocasiones a Andalucía y España con la blanca cúpula de su construcción árabe. Pequeño paraíso natural a escasos 70 kilómetros de la capital de la provincia, sabe acompasar el bullicio de los muchos visitantes con la tranquilidad de la que siempre ha disfrutado. Sus paisajes son un reclamo para turistas de cualquier

Lugar. Carboneras es un pueblo que huele a mar, un pueblo marinero.

El pescado y el marisco son la base de su gastronomía, que todos pueden disfrutar a golpe de tapa en los muchos bares y restaurantes que ya se han ganado una gran fama dentro y fuera del municipio. Y es que volviendo a sus playas, en el mismo pueblo se puede disfrutar de Las Marinicas, Los Barquicos y Los Cocones, de fina arena y donde los bañistas disponen de infinidad de lugares de restauración muy cerca para refrescarse y tomar algo, como el galán, una especie deliciosa que se puede degustar prácticamente en exclusividad en esta zona.

Hacia Níjar, la playa de Los Muertos reta primero con su acceso complicado para hacer más protegida su arena gruesa, su agua cristalina y la silueta del macizo de Mesa Roldán. Hacia Mojácar, la playa de El Algarrobico, más de 1.300 metros que los amantes del cine podrán reconocer en Lawrence de Arabia. Lindando con ella aparece la de La Galera, que esconde un fondo rocoso de arena y piedras que contrastan con la belleza de sus aguas. Tras esos acantilados, se extienden los dos kilómetros de la playa de El Lacón para devolver al visitante a Carboneras pueblo.

Un sinfín de actividades se complementan entre si para ser parte del mar o no, como la exploración de fondos marinos, las rutas en barco, el simple buceo o las caminatas en tierra firme para descubrir el resto de su flora y fauna que sea la marina. En todo caso, cualquiera de las playas que bordean Carboneras puede servir para practicar submarinismo, su bien es la playa de los Muertos la que se lleva la palma a la hora de disfrutar de semejante espectáculo. Las playas de Los Cocones y del Lancón están equipadas con porterías de fútbol y redes de voley-playa y los amantes del baloncesto tendrán acuden a la cancha junto al Castillo de San Andrés, en el Parque Andaluz.

En ese escenario del castillo el verano luce espléndido, con cine de verano como los de siempre,, y la Torre de Mesa Roldán, el laberinto de André Bloc frente a la playa
de Las Marinicas, la casa de los Fuentes y la Torre del Rayo completan una serie de monumentos que reflejan la cultura y la historia del pueblo. No se puede abandonar Carboneras sin recorrer de una punta a otra su Paseo Marítimo y disfrutar de la vista de la Isla de San Andrés, a pocos metros de la playa de La Puntica. Carboneras se presenta como una experiencia natural y de ocio única enmarcada en el Parque de Cabo de Gata-Níjar.

 

Con ‘Q’ de CALIDAD. En tres playas de Carboneras ondean ya con orgullo las banderas Q de Calidad Turística

Las playas de El Ancón, Las Marinicas y Los Barquicos lucen ya la bandera Q de Calidad Turística. Este galardón no hace sino confirmarlo que todo el mundo puede comprobar con tan sólo acercarse a conocer las playas del municipio. La costa urbana de Carboneras destaca por su prestigio, diferenciación, fiabilidad y rigor. En Carboneras saben lo mucho que le deben a sus playas, por eso las cuidan con mucho esmero.

Los usuarios pueden disfrutar de sus aguas tranquilas acomodadas con buenos servicios. Tienen fácil acceso tanto a pie como en coche y disponen de pasarelas de madera hasta la mitad de la playa para facilitar la llegada a la orilla, duchas, papeleras y limpieza diaria.

More in Razones para perderse

Una de piratas

Almería Vívela31 mayo, 2016

Calas de película en Almería

Almeria vivela31 mayo, 2016

Mojácar playa: la Ibiza peninsular

Almería Vívela31 mayo, 2016

Las Negras, el poder de la evasión.

Almeria vivela30 mayo, 2016

Disfruta el levante en Moto. Curvas, mar azul y mucho sol.

Almeria vivela30 mayo, 2016

Apartamentos Caparrós, Aguamarga

Mónica Pérez Herrero28 mayo, 2016

Serón, pulmón verde de Almería

Almería Vívela22 mayo, 2016

Tíjola, Paraiso del Almanzora

Almeria vivela5 marzo, 2016

Este finde me escapo a Alcóntar

Almeria vivela25 febrero, 2016