Castillos: el castillo de Veléz Blanco

50 Miradas

Castillos: el castillo de Vélez Blanco

Esta introducción al castillo de Vélez Blanco debe comenzar por el hecho de que es considerado Monumento Histórico Nacional desde 1931, lo que supone una garantía del interés que tiene su visita.

Pero además de la catalogación administrativa que le fue concedida, esta fortificación es de obligada ruta por múltiples motivos que giran en torno al disfrute del turista.

Es una de las siluetas más emblemáticas de la provincia de Almería, la otra cara de esta tierra, la norteña, con un clima totalmente distinto al que se da en la costa y en un entorno comarcal de espacios naturales protegidos y localidades de recias costumbres y acogedoras gentes. La historia se remonta muy atrás para que junto al castillo surgiera por esas latitudes el principal emblema, el Indalo.

Vélez Blanco está situada en altitud, y su fortaleza unos metros más arriba incluso, en una colina de 1.150 metros. Desde esta construcción, levantada entre 1506 y 1515, la vista de la Comarca y de la Sierra de María – Los Vélez merece ya de por si la visita. Se aprovecharon en aquel momento las ruinas de una alcazaba árabe, de la que aún se conservan lienzos de murallas y algunos otros elementos.

 velez blanco castillo velez blanco

Fue Pedro Fajardo, primer Marqués de Los Vélez, el que lo mandara construir después de la Reconquista, convirtiéndose hoy día en una joya, el más elegante Renacimiento que se puede encontrar en España. La pequeña corte de los Fajardo dio esplendor al castillo, erigido en un lugar estratégico antes aprovechado no solo por los moros sino por los íberos, tras las huellas de los romanos.

El pueblo blanco a sus pies completa una estampa visual de gran belleza sea cual sea la perspectiva elegida, en picado o en contrapicado. La estructura militar de la fortificación, con dos cuerpos y con puente levadizo en su época, hoy fijo, alberga en su seno la estructura palacial. De todo el conjunto la joya es el patio de honor, vendido en 1904 al Museo Metropolitano de Nueva York.

El mármol blanco fue el material elegido para su construcción, y actualmente se lleva a cabo un amplio trabajo de recuperación, reconstrucción y restauración que permite al visitante ver ya los frutos del trabajo desarrollado. Y es que sufrió también el expolio a principios del siglo pasado, pero a pesar de ello el interés histórico y estético tanto del castillo como de su entorno lo hacen un lujo.

A nuestro alcance está sentirse como un señor de la época de la Reconquista en su cuartel general, pasear por las calles encaladas de un municipio que en si mismo es un mirador al amplio valle que se extiende a sus pies, y plantearse otras rutas alternativas por una comarca que ofrece multitud de ofertas de ocio, todo aderezado por una gastronomía potente en la tierra de las almendras.


More in 50 Miradas

Aguamarga, el objeto de deseo

Almeria vivela31 mayo, 2016

Lucainena de las torres, uno de los pueblos mas bonitos de España

Almeria vivela31 mayo, 2016

Las diez mejores playas de Almería.

Almeria vivela31 mayo, 2016

Calas de película en Almería

Almeria vivela31 mayo, 2016

10 Maravillas de la Capital

Almería Vívela31 mayo, 2016

La Casa del Cine, empezar la película por el final

Almería Vívela30 mayo, 2016

Almanzora, espacios donde el tiempo se detiene

Almeria vivela29 mayo, 2016

Almería en el objetivo de Pérez Siquier

Almeria vivela28 mayo, 2016

Santuario de Tices, un refugio para la calma

Almeria vivela7 marzo, 2016