De museos en la capital

Espacios culturales

De museos en la capital

Siendo Almería una provincia de una riqueza histórica realmente extraordinaria, pero también tierra de artistas y creadores, inspiradora de obras maestras de la literatura y de las artes, ello sin olvidarse del cine, un recorrido por los espacios museísticos y galerías de la capital se hace obligado.


Será el modo perfecto de tomar conciencia de lo que ante los ojos del visitante se despliega, de las razonas por las que las cosas son de un modo u otro, y por supuesto de conseguir que ningún detalle se escape a la mirada más inquieta. De museos, toda Almería concentrada y en dosis saciantes.

Refugios de la Guerra Civil

Meterse bajo tierra era el modo de salvar la vida, en concreto a 9 metros de profundidad, que fue el cálculo estimado por el arquitecto local y municipal Guillermo Langle Rubio para salvaguardar las vidas de los almerienses durante los bombardeos de la Guerra Civil.

Son miles de historias cruzadas las que se pueden percibir cuando se completan los escalones de bajada hacia la galería recuperada para su visita, apenas un kilómetro de los más de cuatro y medio que se construyeron entre los años 1937 y 1938, pero ya diseñados en 1936.

Fue además una obra que perteneció al pueblo desde su mismo germen, puesto que miles de ciudadanos colaboraron en su construcción de manera voluntaria cuando terminaban sus jornadas de trabajo. El Paseo de Almería se puede caminar en superficie, pero también por el subsuelo.A la obra de recuperación de esta galería principal se unió su musealización, ello a través de los testimonios de almerienses que oyeron aquella sirena que anunciaba la llegada inminente de las bombas, que apresuradamente bajaban y que resistían en silencio las explosiones y destrozos del exterior.

Entre los espacios interiores recreados cabe destacar el almacén-despensa, ubicado justo bajo la Plaza de Abastos, el quirófano en el que se atendía a los heridos y hasta a alguna parturienta, que dio a luz a su bebé en el interior de los refugios, o el espacio privado reservado a la familia Langle.

El visitante debe saber que se encuentra en los más grandes de toda Europa que estén abiertos al público. La última ciudad de la II República sufrió 52 bombardeos y recibió 754 proyectiles, siendo el más grave el del 31 de mayo de 1937 a cargo de los alemanes. En él hubo 40 muertos, 150 heridos y 200 edificios destruidos.

De ese riesgo bélico surgió desde los propios ciudadanos la necesidad de construir unos refugios subterráneos y colaborar activamente en su ejecución. Almería fue Guernica, pero no se le tuvo en cuenta como tal para su posterior rehabilitación. Eso sí, con 67 acceso y capacidad para 34.144 personas de una población de 50.000 habitantes, los Refugios de la Guerra Civil salvaron muchas vidas.

More in Espacios culturales

La Casa del Cine, empezar la película por el final

Almería Vívela30 mayo, 2016

El cine en Almeria tiene un museo. La Casa del Cine

Almeria vivela28 abril, 2015

Microteatro, para los amantes de la interpretación

Almeria vivela18 abril, 2015

De museos por Almería: El Museo de la Guitarra Española Antonio de Torres

Almería Vívela20 enero, 2015