Chefs Gourmet

Yolanda Navarro

Yolanda Navarro

Restaurante 16:9

El restaurante 16:9 nace inspirado en el cine, en las películas de los grandes artistas que protagonizaron desarrollo de este arte. Las fotografías de las paredes, el diseño de la carta y los nombres de algunos platos inciden en ese tono cinéfilo. “El cine es sinónimo de arte, belleza y trabajo elaborado. Hemos querido tratar nuestro restaurante con el arte que aportan las fotografías de nuestros artistas” -dicen en su presentación. El espacio –interior y exterior- es agradable, especialmente la terraza en la que se dispone a la vez de vegetación al aire libre y de intimidad.

La decoración usa tonos cálidos y luces tenues que crean un ambiente relajado. Hay una corta pero bien elegida carta de vinos, y cócteles para una grata sobremesa. Los cócteles son elaborados y enfriados, según dicen “con una máquina única en Andalucía para que tenga su copa helada”.
Yolanda Navarro dirige la cocina. Es una profesional de ya largo recorrido en Almería a pesar de su juventud, pues ha trabajado y dirigido varios restaurantes en la provincia. De entre sus maestros ella destaca a Pedro Berrogui, con quien estuvo en el desaparecido Iruña. Yolanda tiene buen pulso con los puntos de cocción y acertado gusto con las combinaciones y las presentaciones.

Pedro Berrogui

José Manuel Berenguer

La Soléa

En 2008, José Manuel Berenguer, que tenía entonces 21 años, se hizo cargo de un antiguo local del puerto deportivo de Almerimar. Lo reformó, dándole un ambiente luminoso y, sobre todo, lo llenó con una oferta muy interesante. José Manuel, después de sus estudios oficiales de hostelería, se formó en restaurantes de tan alto nivel como La Costa (Almería), Echaurren (La Rioja), Casa Gerardo (Gijón) o Túbal (Navarra). Y lo ha aprovechado: conoce las técnicas clásicas y también las últimas tendencias, aprecia y elige bien las materias primas, y no se le da mal el arte combinatorio.

Trata los pescados del cercanísimo mar con mimo, pero no descuida las carnes y los postres: escalope de foie-gras con cebollitas glaseadas y peras, lasaña de rabo de toro, terrina de queso de cabra con aceite de miel, sopa de piña con helado de Ferrero Rocher… Los helados están elaborados en casa y hacen mucha variedad de ellos.
Se puede elegir entre varios vinos por copas, tanto para los postres como para el resto de la comida, o para tapear en la barra o en la terraza, a la misma vera del muelle. La bodega cuenta con más de 150 referencias.


Pedro Berrogui

José Álvarez

La Costa

La historia de La Costa empezó a finales de los sesenta, en lo que entonces era las afueras de El Ejido, que era un anejo de Dalías, con menos de 3.000 habitantes. Pero la auténtica historia de este emblemático restaurante almeriense empieza cuando la familia Álvarez se hizo cargo de la empresa. Y, sobre todo, a raíz de la gran reforma que le hicieron a finales del siglo pasado: un hermoso conjunto de hotel, taberna y restaurante, bien montados y mejor surtidos. Restaurante que recibiría en 2006 la primera estrella Michelín en la historia de Almería.

Se la ha ganado con todo: desde la espectacular vitrina a la entrada, con esplendorosos mariscos y pescados de visible frescura, hasta una amplia cocina que maneja productos de primerísima calidad, tanto locales como internacionales, pasando por el elegante comedor, con una hermosa bodega repleta de marcas de moda, vinos de autor y una muestra impresionante de referencias míticas como Château D’Yquem, Petrus, Montrachet, Roederer, Margaux o Latour. José Álvarez es el director de orquesta, el que se ocupa de la compra, de la cocina y de supervisar el servicio.

Tony García

Tony García

La Catedral

En uno de los mejores paisajes urbanos de la capital, abrió hace escasos años este bonito hotel, en un casa del XIX reconstruida. En julio de 2011 se incorporó al equipo Tony García para hacerse cargo del restaurante y transformar la cafetería en un moderno bar de tapas y raciones clásicas y modernas. Tony es un almeriense muy viajado: Cataluña, Italia o Cuba han sido escenario de sus aventuras culinarias, casi siempre dirigiendo restaurantes en hoteles de la cadena Sol Meliá.

En 2004 volvió a su tierra para llevar las cocinas del Hotel Tryp.
Es un cocinero de sólida formación y buen conocimiento de lo que se cuece hoy en el mundo. En consecuencia, en la carta del bar y el restaurante La Catedral conviven tapas clásicas almerienses, productos prestigiosos y novedosas elaboraciones, tanto de recetas antiguas como de nueva creación: carpaccio de presa, milhojas de tomate y anchoas, pescados fritos de calidad, postres atractivos y buena oferta de vinos y complementos. Tienen diversos comedores y una terraza en la mismísima puerta de la Catedral.


Joseba Añorga

Joseba Añorga

Taberna Añorga

Donostiarra afincado aquí por mor de amores. Joseba Añorga, joven e inquieto, después de trabajar en varios restaurantes de la ciudad decidió montar un bar de pinchos a la manera de su tierra: cocina elaborada en miniatura, bien presentada y, claro, cobrada aparte. Muchos le auguraron un fracaso a semejante trasgresión de las “reglas”, pero el hecho es que, pasados seis años está siempre lleno y hay que reservar para conseguir una de las cuatro o cinco pequeñas mesas de que dispone.

Cambia con frecuencia la docena larga de pinchos de la pizarra, aunque algunos han calado tanto en la afición que los mantiene, como el nido de papa con foie fresco gratinado o las pechuguitas de codorniz al PX. Siempre hay bacalao (croquetas, confitado, revuelto, cocochas), algún gazpacho novedoso, variedad de carnes y verduras, y un par de pinchos dulces.

David Delgado y Antonio Carvajal

David Delgado y Antonio Carvajal

Macla

Jesús Membrive abrió el 3 de diciembre de 2012 este bonito y acogedor local en un semisótano en pleno centro de Almería. Además de crear un ambiente atractivo, con buena música y copas, ha tenido el acierto de rodearse de un sólido equipo de cocina, motivo por el que están en este libro. En la cocina está David Delgado, cinco años chef del Altamira de Hamburgo y experiencias en Thailandia y en varios almerienses como La Tasquilla o Espronceda; compagina la docencia con su trabajo en Macla.

Antonio Carvajal fue alumno de la Escuela de Almería, igual que David, y también estuvo en el Espronceda con Pedro Berrogui; además, ha trabajado en Asturias, en Sevilla y en varios almerienses como Hispano o Mediterráneo.
Hacen a diario tapas y raciones con buenos productos, entre los que hay que destacar dos o tres pescados del día, cocinados en su punto correcto. Los fritos son buenos y se agotan a diario tapas como los paquetitos de calabacín o las croquetas.
Es notable la carta de vinos, no muy larga (30 referencias), pero bien pensada y a precios imbatibles. Un gastrobar que hace honor a su nombre.


Toni Rubiño

Toni Rubiño

Taberna Mercelino

Es el único local que sobrevive de la cadena “Marcelino tabernas selectas”, aunque ya nada tiene que ver. Ahora se ha convertido en un interesante restaurante que no conserva de su pasado más que el nombre y un local excesivamente reducido, aunque bien atendido. El director y chef es Antonio “Toni” Rubiño, un joven suficientemente preparado, que completó su formación con el genial Manolo de la Osa.

Se maneja con soltura en los conceptos de la cocina española actual: conocimiento de los productos y de los procesos culinarios, pasión por la calidad y puesta al día de las cocinas tradicionales. En su carta podemos encontrar pescados frescos y tratados con mimo, es decir sin machacarlos en el fuego como es tan frecuente en Almería. En las Jornadas Agrogastronómicas de Roquetas de Mar de 2009, casi recién abierto, resultó el triunfador, con premios al mejor plato y al menú más innovador. El plato ganador fue un mini-calabacín con su flor rellena de brandada de bacalao en tempura, que se ha convertido en un clásico. También trabaja bien las carnes como la lechona confitada o el foie fresco marinado en leche a 40º y luego marcado en la plancha y acabado al horno En la barra ofrecen tapas de cocina, asimismo son de buena factura; los chéricas los hacen con pan artesano.

Paco Escoriza

Paco Escoriza

Casa Sevilla

El origen de este clásico capitalino se remonta a 1958 cuando el padre del actual propietario, Manuel Bautista, abrió su primer bar en la calle de Granada. En los 80 se encargó del Hostal y restaurante Guerry, en el centro del Paseo de Almería, que se convirtió pronto en lugar de encuentro. En los 90 abrieron el actual restaurante, complementado desde hace pocos años con La Vinoteca adjunta.
Es un restaurante muy frecuentado por empresarios y personalidades locales o visitantes.

Tiene varios comedores, algunos de ellos privados, y una nutrida y lujosa bodega. La carta es extensa, basada en productos de la región -pescados, verduras, aceites-, arroces y una buena variedad de carnes y productos estrella, como el esturión de Ríofrío templado con huevas de trucha, el rape con salsa de erizos o las chuletillas de cabrito. Son famosas sus berenjenas fritas con miel. Buena oferta de tapas en la barra, en La Vinoteca : gambas y quisquillas, jamón ibérico, quesos, o bacalao y carnes en diversas presentaciones .


Juan Moreno

Juan Moreno

Restaurante Juan Moreno

Juan Moreno se formó en las escuelas de hostelería de Almería y Granada, donde fue campeón de cocineros jóvenes en 1985. Luego trabajó en la costa mediterránea, Montecarlo y Suiza, hasta recalar en Vera Hotel. Después de veinte años largos de profesión, Juan Moreno consiguió el sueño de todo cocinero: poner casa propia. Y hay que decir que es una casa muy bonita, con un comedor elegante y cómodo, decorado con sobriedad y calidez, pues el abundante mármol de Macael está matizado por maderas suaves y colores acertados.

Está, además, bien atendido por un equipo de sala comandado por Miguel Moreno. Juan interpreta el repertorio clásico con solvencia y madurez. No quiere decir que olvide el tiempo en el que vive ni la cocina tradicional de su tierra de la que ofrece un plato típico a diario. Hace frecuentes jornadas dedicadas a distintos productos de prestigio; son ya veteranas las que dedica desde 1994 a la caza.

Elena Torres

Elena Torres

La Tasquilla

Hace ya 17 años que Javier Zurutuza cambió su local de Granada por este bonito local, una casa antigua restaurada con todo respeto y buen gusto. Una casa en Rodalquilar, en pleno corazón del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar.
La cocina es clásica vasca, muy bien resuelta; buena parte de ella la da en tapas, lo que es muy de agradecer. Se puede chatear con buenos vinos, incluso con cava brut. Estupenda selección de música, a veces en vivo.

Elena Torres y Javier Zurutuza, abren los tres meses de verano ininterrumpidamente en horario de cenas. El resto del año se abre viernes noche, sábado medio día y noche y domingo medio día.

Javier, Elena y la cocinera Mar Teres cambian la carta, se va renovando de forma constante, pero paulatinamente. Algunos de su platos más exitosos son las tempuras, el tartar de atún con ajoblanco, las croquetas con costrina… De las recetas de toda la vida siguen teniendo mucho éxito los boquerones Wells.


Antonio Carmona

Antonio Carmona

Terraza Carmona

Terraza Carmona es, sin duda, nuestro restaurante más popular y el más internacional. Tres generaciones de Carmonas han conseguido este éxito de público y crítica, por su tesón, fidelidad a sus principios y profunda humanidad. En su oferta –tanto en la barra de tapas como en los comedores- entran a diario los pescados y mariscos más frescos del litoral y las verduras del entorno, junto a productos de calidad de todo tipo y procedencia.

En la carta conviven las recetas emblemáticas almerienses –pelotas, gurullos, torticas de avío, empedrao…, que ellos han promocionado desde hace décadas- con las modernas adaptaciones de Antonio Carmona Baraza: roscos de pulpo al ajillo con espinacas, banderilla de gamba roja y rape con chupito de ajo colorao, morrillo de atún rojo horneado con chirlas… O una revisión de su más clásico postre: timbal de tarta borracha con “polo” de talvinas y papaviejos. Un lujo para Almería.

Antonio Abad

Antonio Abad

Restaurante Abad

Antonio Abad montó en 1995, al calor del primer programa Lider Alpujarra, este confortable restaurante, que se ha consolidado como un clásico de la zona, con una oferta de guisos populares –hinojos, sopa alpujarreña-, carnes a la brasa, embutidos y demás productos típicos de la comarca. Y partidas de dominó, por supuesto.
Poco a poco, ha ido incorporando novedades, de la mano de Antonio Abad Godoy, hijo del fundador, de formación autodidacta bastante extensa.

Mantiene, naturalmente, las carnes a la brasa y los guisos populares que le han dado la fama, y ha ido añadiendo una serie de elaboraciones de corte contemporáneo, usando los productos locales y también otros prestigiosos, como los pescados frescos de la costa –no tan lejana- que ofrece especialmente en los fines de semana. Algunos ejemplos: ensalá asá con carpaccio de salmón y melva canutera, manitas de cerdo deshuesadas rellenas de foie, lasaña de lubina, trucha y espinacas, y postres elaborados totalmente en casa.
Mantiene desde su inicio un fuerte compromiso con las empresas agroalimentarias de la zona: vinos, quesos, dulces artesanales o miel, que utiliza y ofrece en su carta.


Pedro Berrogui

Pedro Berrogui

Alejando Sánchez

Alejando Sánchez

Alejando

Alejandro Sánchez tenía veinte añitos cuando empezó a dirigir la cocina de Bocacho (El Parador, Almería, hoy cerrado), en la que sorprendió con unas maneras poco frecuentes en los restaurantes andaluces de aquellos años y unos conocimientos casi sorprendentes para su edad. Antes ya había estado varios meses dirigiendo la cocina española de un restaurante en México DF. En 2002 se hizo cargo de La Chumbera (Aguamarga).

Hace cinco años que abrió “su” restaurante en el Puerto de Roquetas: un hermoso local equipado y decorado con buen gusto y cuidado hasta en los mínimos detalles, desde la cubertería de alto diseño hasta el cuarto de basuras climatizado. Desde el comedor se puede observar la impoluta y bien montada cocina gracias a que la pared es enteramente de cristal. Presenta una cocina de raíz almeriense, técnicas contemporáneas y exigencia de la máxima calidad del producto, especialmente del pescado. La Lonja de Roquetas está justo enfrente de “Alejandro”. En 2010 obtuvo la estrella Michelín.